Las cosas compartidas, ¿duran menos?

En este post vamos a centrarnos exclusivamente en el beneficio económico de compartir. Y como ejemplo, voy a coger uno de los electrodomésticos más comunes: la lavadora.
La lavadora, junto a la secadora, son candidatas ideales para ser compartidas.
Aunque, desde luego, dependemos en gran medida de los arquitectos para que diseñen edificios con zonas comunes, y esto ya será objeto de un futuro artículo.

En casa ponemos unas 5 o 6 lavadoras por semana. La tenemos desde hace 7 años, por lo que no soy muy optimista respecto a su futuro: pongamos que funcionará durante un año más y que, para entonces, habrá hecho unos 2000 lavados.
No conozco los hábitos de nuestros vecinos de la puerta de enfrente pero supongamos que son similares a los nuestros.
Así las cosas, una lavadora compartida trabajaría unas 10 veces por semana.
Si trabaja el doble, ¿durará la mitad?
Es decir, ¿la jubilaremos a los 4 años o superará los 2000 lavados?Yo creo que se reducirá su tiempo de vida pero no en la misma proporción que el incremento de lavados. El uso afecta al desgaste de un electrodoméstico pero también lo hace el paso del tiempo por poco uso que le demos. Así, los plásticos de los cajones para el detergente y las juntas envejecen, se fragilizan y se agrietan. La cal se depositará en las paredes interiores aunque, a decir verdad, no tengo muy claro que esto no pase proporcionalmente al número de lavados. Los anuncios que he visto desde mi niñez del conocido producto antical no eran tan didácticos

En resumen, una lavadora compartida entre dos familias tiene que hacer, seguro, el doble de lavados pero no por ello durará la mitad de tiempo.
Es decir, con dos lavadoras de unos 400€ podremos hacer 4000 lavados en 8 años.
A igualdad de lavados, una única lavadora compartida durará 4 años por lo que el ahorro es nulo.
Si, tal como sostengo, el envejecimiento pesa más que el desgaste, esa lavadora podría durar unos 5 años en los que habría hecho 2500 lavados, un 25% que con un uso individual.

Además, si compartimos, podemos comprar mejores productos, más eficientes y duraderos.
Por lo que si compramos una lavadora un 25% más cara podemos esperar recuperar esa sobreinversión con una vida del producto más larga.

Otro factor a favor es que la eficiencia de las lavadoras mejora con cada generación.
Los electrodomésticos, pero en general cualquier producto, son sustituidos más a menudo por lo que los productos en uso son, en promedio, menos antiguos y más eficientes.

Permitidme que, para acabar y poder dar datos fiables, cambie de electrodoméstico.
En la oficina hemos compartido una cafetera de la marca que, para no hacer (mucha) propanganda diré, fue el regalo estrella de hace dos navidades.
La cafetera es un modelo doméstico y, de entre los domésticos, me atrevo a decir que el más barato. En unos meses ha preparado más de 4000 cafés.

Y ahí va la pregunta, ¿alguno de vosotros ha alcanzado o espera alcanzar semejante cifra con la de vuestra casa?

Imagen CC de alasdairnicol
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s